Imperdibles de Mérida

11-06-2018

Plaza Grande, Principal o Zócalo basta con pararte en el centro para comenzar con el deleite visual de un pasado marcado por el mestizaje pero en el que se observa la refinada tendencia europea.

Palacio de Gobierno inaugurado el 15 de septiembre de 1892 y en cuyo interior puedes disfrutar de varios murales que cuentan la historia de Mérida y una réplica de la Campana de Dolores.

Catedral de Mérida también conocida como Catedral de San Ildefonso, Arzobispo de Toledo, fue la primera en erigirse sobre tierra firme en el continente americano y resguarda dos de las imágenes más veneradas: la del Cristo de la Unidad y la del Cristo de las Ampollas.

Casa de Los Montejo mandada a construir por el que fuera conquistador de la península de Yucatán, don Francisco de Montejo, es uno de los recintos más representativos de la capital.

Paseo Montejocomparado en belleza con el Paseo de la Reforma en la CDMX, es la avenida más larga y hermosa de Mérida, otrora zona residencial exclusiva donde vivían las familias de abolengo.

Palacio Cantón o Museo Regional de Antropología de Yucatán es de estilo neoclásico y data de la época porfiriana, en su interior descubrirás una semblanza de la cultura maya, desde sus usos y costumbres hasta la extraordinaria cosmovisión que poseía.

Museo de la Ciudad posee una colección permanente de piezas, libros y documentos que abarcan la historia de Mérida desde los tiempos mayas hasta la época virreinal.

Museo Fernando García Ponce MACAY es el único dedicado al arte moderno y contemporáneo y expone lo mejor de esta expresión mediante pinturas, acuarelas, arte ”“ objetos, esculturas e incluso arte llevado al mundo digital.

En los alrededores de Mérida

Pueblo Mágico de Izamal

Esta bella ciudad recibe su nombre de Zamná, personaje maya que representa la sabiduría y quien fuera considerado un maestro mítico para los antiguos pobladores. Izamal es famosa por haber sido uno de los asentamientos prehispánicos más importantes que hoy cuenta con una amplia y variada oferta turística.

Entre sus principales atractivos se encuentran los cenotes y el antiguo convento franciscano de San Antonio de Padua, una construcción monumental de los siglos XVI y XVII, cuyo atrio de ocho mil metros cuadrados, es el más grande de toda Latinoamérica.

Zona arqueológica de Chichén Itzá

De arquitectura monumental y una de las siete Maravillas del Mundo Moderno, esta zona es quizá la más visitada en su tipo en todo México. Tuvo su esplendor de los años 1000 a 1,200 d.C. y aún siglos después de su decadencia, se le siguió considerando el centro religioso, cultural y administrativo más importante de la cultura maya.

Zona arqueológica de Uxmal

Lluvia, astros, fertilidad y el ciclo de la vida son algunos de los motivos que ornamentan con maestría este espacio caracterizado por tener paredes llenas de figuras geométricas, grecas y paneles con jeroglíficos, entre los que destacan la Pirámide del Adivino con 35 m de altura, el Convento, del que se presume habrá sido empleado como colegio de astrología, medicina tradicional y culto religioso; el Palacio del Gobernador, el Templo de las Tortugas, el Cuadrángulo de las Monjas, el Templo de los Falos y el Palomar.

Zona arqueológica de Dzibilchaltún

Este sitio es un claro ejemplo de lo que buscaban los mayas a la hora de planear una edificación: estar cerca de uno o varios cenotes que les permitieran abastecerse de agua para subsistir y para constatarlo, tu recorrido inicia con el Museo del Pueblo Maya que representa a la perfección la forma de vida de los antiguos pobladores, con techos de palma y materiales térmicos, tecnología que aún se conserva en comunidades pequeñas.

Reserva de la Biósfera de Celestún

Este edén ecológico al oeste meridano en los límites con Campeche y sobre la costa del Golfo de México, es un baluarte natural con una de las mayores regiones de manglares en el país, repleto de vegetación tropical, lagunas, cenotes y partes de playa idóneas para nadar y comer mariscos.

Además, es hogar de miles de flamingos o flamencos rosados que pintan de rosa toda la Ría de Celestún así como un sinnúmero de aves acuáticas, costeras, residentes y migratorias que la llenan de música y color.

Tal vez te puede interesar

    sin resultados

Material descargable

Escríbenos